__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 194

12 Grupo de creativos de la firma SC Sansó-Ciaglia, de Ricardo Sansó y Jorge Ciaglia. Ecuador 1381, Buenos Aires, c. 1963. De izquierda a derecha: Augusto Cuberas (colaborador técnico de Polesello), Miguel Ángel Vidal, Jorge Ciaglia, hombre no identificado, Eduardo Mac Entyre, Héctor Buigues y Víctor Magariños.

12

de la calle Florida… Había un intercambio que no sucedía en Europa ni en ningún otro lugar de Latinoamérica. SA: Nosotros estábamos en la calle Paraguay, a media cuadra de Florida. Cuando se armaban las exposiciones, ¡imagínense ustedes! , ir a ver La Menesunda al Di Tella, justo enfrente, en el 935, las muestras de Rubbers, y después ir a tomar algo al Florida Garden. Realmente la calle estaba llena, era un festejo, un clima muy emotivo, muy llamativo… que le hacía bien a la ciudad. Hay que considerar que en el Di Tella estuvo Marilú Marini bailando dentro de una bañera: fue un espectáculo inolvidable. Ese tipo de arte lo llevamos también hacia dentro de nuestro showroom, donde teníamos dos placas grandes de Polesello. Cuando las vió Yves Vidal, el presidente de Knoll de Francia, en su visita a Buenos Aires, se las llevó a París a su showroom. Vidal es muy importante en la historia del diseño: fue el responsable de la convivencia entre muebles clásicos y antiguos de excelente calidad junto a los muebles contemporáneos. Él impuso esa tendencia a veinte minutos de la Plaza de La Concordia, desde su casa, un antiguo molino del siglo XVII: Le Moulin des Corbeaux. Nuestra gran necesidad fue que la gente a la que le gustaban las cosas clásicas empezara a entender qué era el movimiento moderno y lo contemporáneo. Para eso se hicieron enormes esfuerzos: para que desaparecieran todas las carpetitas de encaje debajo de los floreros, encima de todas las mesas, y se tuviera un mayor conocimiento del movimiento contemporáneo. Creo que tanto Jorge como yo colaboramos para eso en Buenos Aires. CM: En ese Buenos Aires activo y efervescente de los 60 que adaptaba mobiliario y equipamiento a las nuevas arquitecturas, uno de los imaginarios candentes era el del psicoanálisis. Habiendo existido una aventura cultural de un espesor como el del diseño de la BFK, y con la relación

194

que había entre el grupo Austral y la APA (Asociación de Psicoanálisis de Argentina), uno hubiera supuesto que el BKF sería el sillón del psicoanálisis. Sin embargo, el asiento ícono de los psicoanalistas en la Argentina es un diseño extranjero, mundialmente celebrado: la Lounge Chair de los Eames para Herman Miller, que aquí comenzó a fabricar, bajo licencia, Colección. Junto con uno de los divanes más usados, el Barcelona de Mies, que producía Interieur Forma. Me gustaría que contaran qué acción hubo para captar a ese sector, porque esto no fue casual, se dio dentro de una dinámica de época. JC: Hay una anécdota especial: sabíamos por gente conocida de la APA que los psicoanalistas descansaban en febrero. Y dijimos que un psicoanalista muy importante, que iba a dar su examen a Londres, nos dejaba sus sillones durante ese periodo para que mejoráramos los almohadones de plumas, que se iban achatando. Con la complicidad de gente amiga difundimos esa “teoría”. Así conseguimos que otros psicoanalistas nos trajeran sus Lounge para limpiarlos, lustrarlos, desempolvarlos y sacar todas las cosas que aparecían debajo del sillón. Es que es un sillón ideal para terapeutas, que se pasan el día sentados: permite desplomarse, por eso encontrábamos de todo en los costados de los asientos, desde cajas de fósforos y chupetes, hasta... lo que se les ocurra. Fue muy difundida la teoría y muy satisfactoria la comercialización entre los psicoanalistas. Cuando empezamos teníamos los planos de Herman Miller, pero no era fácil interpretarlos para hacer los modelos a detalle. Conseguimos convencer a Rómulo Macció, amigo de Guido Di Tella, que tenía un Eames original americano, de que nos lo entregara para lustrarlo, y así pudimos estudiar los detalles que en los planos no podíamos adivinar. CM: ¿Quiénes fueron sus primeros clientes y cómo se daba ese vínculo, al menos en un principio, a través de

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60