__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 209

REINALDO LEIRO*

relaciones íntimas: stilka, buró y cícero publicidad

La historia de Stilka, Buró y Cícero Publicidad solo puede ser contada teniendo en cuenta a tres personas íntimamente ligadas: Celina (Tetela) Castro Riganelli de Seoane, creadora de Stilka, Reinaldo (Naldo) Leiro, fundador de Buró, y Carlos A. Méndez Mosquera, de Cícero Publicidad. La relación del grupo se cultivó dentro de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, donde se conocieron como alumnos y luego continuaron como profesores. A ellos se sumaron, durante el cursado universitario, Adolfina (Lala) Vilcinskas, pareja de Méndez Mosquera, cocreadora de Cícero y Ediciones Summa; Josefina Rodríguez Bauzá, pareja de Leiro, y Arnoldo Gaite, compañero de cursada y vecino de Leiro-Rodríguez Bauzá, con quienes armaron el Estudio de Arquitectura y Diseño. Por otra vía, se sumó Jorge Seoane, pareja de Castro y gerente de la agencia Cícero.

vivienda colectiva y los sistemas constructivos que se estaban utilizando principalmente en Suecia y en Finlandia. Al principio del trayecto, visitó la escuela de diseño Hochschule für Gestaltung, conocida como Ulm, a cargo de Tomás Maldonado. El proyecto educativo se encontraba en formación y no gozaba del prestigio actual. Allí permaneció Leiro algunas semanas y percibió el cambio potencial de la institución. Según sus palabras, esa escuela era como un pedazo del mundo del futuro, con ciertas reglas inclusive tan estrictas como que los alumnos hablaban de un blanco, un gris, un negro, que eran exactamente definidos en una carta de colores. Todo se hacía en una mezcla de tecnología y diseño, de relación con la gente y la industria. Era un lenguaje totalmente nuevo que, creo, hasta el día de hoy sigue teniendo vigencia.

En contexto, Buenos Aires, la Argentina y el mundo entero atravesaban cambios profundos. El asesinato de Kennedy y el muro de Berlín, Los Beatles, el hombre en la Luna, Marta Minujín y la minifalda son algunas de las postales que retratan una época vertiginosa.

Durante su estadía en Europa, la economía argentina había decaído y el estudio Castro-Leiro-Finkel carecía de proyectos, el trabajo de arquitectura estaba agotándose.

Una vez recibidos, Castro, Leiro y Chaco Finkel fundaron un estudio de arquitectura que, a comienzo de la década de 1960, ya había construido edificios con importantes inversiones y relevantes aportes inmobiliarios. En 1959 construyeron, en Darregueyra 2920, una obra de propiedad horizontal con trece departamentos y, en Cerrito 832, un edificio de oficinas y garage; en 1961, en la esquina de Uruguay y Rivadavia, oficinas y locales comerciales en planta baja y, en 1962, en Viamonte 723, oficinas y una confitería en planta baja.

Castro le propuso a Leiro, en 1960, una nueva sociedad vinculada al negocio de muebles y diseño de interiores, a la que Leiro se unió meses después cuando volvió de su viaje por Europa a Buenos Aires con todo el bagaje de los métodos constructivos. Así surgió la primera Stilka, nombre que Castro inventó inspirándose en la denominación del movimiento holandés De Stijl y en la “K” de la casa de muebles Nordiska. Inició en un local alquilado en calle Libertad 1034, entre Charcas (hoy, Marcelo T. de Alvear) y Avenida Santa Fe. Leiro describe en su charla:

En 1960 Leiro realizó un viaje de estudios, por un año, con motivo de una beca que ganó en la Universidad de Buenos Aires para investigar sobre el tema de la

Ella planteó un nuevo escenario para la casa, con una vidriera que realmente en ese momento paraba el tráfico. Los autos se detenían a mirar ese espacio

209

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60