__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 226

Una vez instalado el local de Buró en Libertad 1010, en un primer piso, el estudio de proyectos se redujo y se mudó allí. Con el nacimiento de la serie de diseños transgresores que podemos llamar “nueva generación”, surgidos a partir del sillón Rolo de 1968, la empresa decidió abrir Buró Vivienda, un local con vidriera a la calle frente a la plaza Libertad. El estudio fue trasladado a un amplio departamento al fondo del mismo edificio, y volvió a crecer en virtud de que disponía de obras de índole propia. De esa época trata el diseño de identidad para Austral Líneas Aéreas y la aplicación en todas sus sucursales. También la remodelación del Hotel Sol Bariloche y el proyecto de un restaurante en el Cerro Catedral para compañías de turismo anexas. La interacción con Cícero fue permanente, le encargaban al estudio de diseño la realización de aplicaciones para la arquitectura o proyectos expositivos como stands y arquigrafías. El crecimiento de la empresa Buró SAIC y del estudio de arquitectura planteó, al mismo tiempo, una serie de problemas de organización y comando que no se podían resolver con la estructura vigente. A fines de 1974, Leiro siguió adelante con la empresa de diseño y Gaite con el estudio de arquitectura. Desde entonces, Eduardo Simonetti, Eduardo Naso y Alejandro Katkownik comenzaron a trabajar en Buró como diseñadores responsables. A partir del 2002 la empresa cambió la denominación y razón social, de Buró a Options Design, para permitir el ingreso a la sociedad de un grupo inversor chileno, nuevos productos y licencias extranjeras. En marzo de 2013 cerró definitivamente en ambos países. Los motivos fueron varios, pero básicamente las condiciones macroeconómicas imperantes llevaron a la empresa a trabajar a pérdida durante un período prolongado hasta que los accionistas tomaron la decisión definitiva. Reinaldo, por entonces, se encontraba abocado a la conducción de la carrera de posgrado que creó en 1998, Gestión Estratégica de Diseño (GED), y a continuar reflexionando sobre escritos de su autoría como “los objetivos perversos del diseño”. Acerca de Cícero Publicidad En 1954, Lala y Carlos Méndez Mosquera crearon la agencia de diseño y publicidad Cícero. En su primera etapa funcionó en el local de muebles Harpa, situado en Rodríguez Peña 1320, donde trabajaban los arquitectos Jorge Enrique Hardoy, Eduardo (Lalo) Aubone, José Rey Pastor y Leonardo Aizenberg, que dan sentido al nombre (al que también se suma CMM al regresar de su primer viaje a Europa), y los integrantes de Cícero.

226

El equipo inicial estaba constituido por Sara Torosian, que ingresó en 1955 (con 18 años) y Sonia Aubone, hermana de Eduardo, que ingresó un año después (con la misma edad). Ambas se retiraron en 1967 para formar como dupla un estudio independiente. En 1958, la agencia se trasladó a la calle Lavalle 534, casi San Martín. El equipo estaba formado por Lala Méndez Mosquera como directora de diseño; Aubone, Torosian, Roberto Alvarado y José María Heredia como diseñadores; Hugo Álvarez y Eduardo Gorga como pasadores, y la escritora y periodista Pirí Lugones como redactora. En enero de 1962 se incorpora Jorge Seoane como gerente y mano derecha de Carlos Méndez Mosquera, y en 1964 se instalan en la sede definitiva de la calle Paraguay 610, piso 23, casi Florida. Entre los clientes de la agencia figuraban la editorial Paidós, la Cámara de Amigos de la calle Florida, inmobiliarias, Cristalplano, Ducilo, Flamia, Surrey, Sylvapen, Ilar, Ilum, Modulor, Fate, Koprem, La avispa sport, Estexa, Desalvo y Cinzano –que instaló su Club en el piso 29 de Paraguay 610–, entre tantos otros. Cícero, al igual que las grandes agencias norteamericanas, diseñaba para empresas competidoras: Stilka, Buró, Interieur Forma, CH Churba, Esquema para Ejecutivos (EE). Cada una tenía un agente de cuentas y su equipo de diseño, no se cruzaba la información. En 1963, fundaron la revista Summa, dirigida por Carlos Méndez Mosquera y, desde 1965, por Lala Méndez Mosquera. A partir de entonces, la oficina de Summa se independizó en un departamento ubicado en Viamonte 494, piso 7 (edificio del estudio OAM, propiedad de Victoria Ocampo). Paralelamente, en 1968, por iniciativa de Carlos Méndez Mosquera se formó el estudio que él integró junto a Shakespear y Gonzalez Ruiz. La idea era absorber los trabajos que, por su bajo presupuesto o requerimiento de diseño, Cícero no podía desarrollar. Fue una experiencia fallida financieramente, los ingresos resultaron insuficientes para cubrir los gastos y sueldos. El estudio cerró y, al año siguiente, en 1969, se creó Shakespear (Ronald)-González Ruiz. Otra asociación efímera se concretó en 1977 entre Méndez Mosquera y Gui Bonsiepe para la realización de la gráfica y el equipamiento del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978. Con diez integrantes en el inicio y cerca de noventa en el final, en Cícero se destacaron como jefes del Departamento de Diseño Gráfico (llamado tradicionalmente

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60