__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 247

17 Reunión entre gerentes de Siam e integrantes de Agens. Buenos Aires, 1963. La agencia presenta la nueva campaña gráfica, la plancha Siam Futura y los ventiladores de pie ideados para la empresa. En la imagen, Carlos Méndez Mosquera (con una barba intervenida con tinta sobre la foto) muestra la publicidad destinada a usarse en la 1º Exposición de Diseño Industrial organizada por el CIDI en el Teatro General San Martín.

17

tenía diez o doce personajes fenomenales en el diseño internacional, como Pintori, Munari y tantísimos diseñadores importantes. Público: Quería saber si con Agens hicieron publicidades para televisión. MM: Sí, muy pocas, y las filmó Alberto Fischerman. Se patrocinaba el programa cómico Telecataplúm en la televisión uruguaya donde se incorporó al Di Tella 1500 como parte de los gags. Le decían el auto con cuatro puertas a la calle y una de servicio, refiriéndose al baúl. Eran pocos los anuncios porque había un solo canal televisivo; también se utilizó el noticiario del cine regenteado por la productora Löwe en esa época. Público: Hay ciertos eventos, como el de Telecataplúm, Carmen, el poster de Shakespeare, que remitían a la televisión, la ópera y el teatro, ¿se acuerdan cómo era esa interacción? MM: Yo creo que Pepín y yo llegamos al escenario del Di Tella con una obra que se llamaba Nosferatu, el vampiro y ahí estaba la respuesta. Hacíamos el afiche y también lo actuábamos. En el afiche de Alphaville, el modelo era yo con el sombrero del padre de un amigo y la pistola de Juan Carlos Patalano, un compañero nuestro que estaba haciendo el servicio militar en la policía. RF: El primer acontecimiento cultural que recuerdo es el de Hamlet, que fue de las primeras piezas que hizo Ronald cuando regresó del servicio militar. También fue el primer patrocinio que hizo Siam de un acto cultural difundido por televisión. MM: El actor de la imagen del afiche de Hamlet es Alfredo Alcón.

JMH: Lo bueno del afiche está en la firma. Hamlet firmado por Shakespear [risas]. Público: Quería preguntarles por la relación con Romero Brest y su interés por el diseño y por la televisión, disciplinas que él trabajaba, de alguna manera. RF: Yo no tuve mucho vínculo con Romero. En realidad, afortunadamente, Distéfano llevaba todos los vínculos en nuestro departamento de diseño, porque era un maestro no solamente del diseño y de la plástica nacional, sino que se movía muy bien, con mucha comodidad y era altamente respetado, lo que le daba un plafón muy alto para el diálogo. Yo me llevaba mejor con Samuel Paz que con Romero, pero por una cuestión de afinidad. Dialogábamos con Distéfano o con Soler u oportunamente con Norberto Coppola y Juan Andralis, pero no tenía trato con Romero. Público: Los debates teóricos o conceptuales que ustedes tenían sobre el diseño, ¿procedían de alguna fuente escrita o los elaboraban a partir de la observación pura de las imágenes? RF: Si me remito a mi caso, surgía de la observación de las imágenes. En aquel momento no era muy común que se manejara un segundo idioma, como es tan habitual hoy, que cualquier chico maneja el inglés con cierta comodidad o por lo menos para leer lo básico. Todas las publicaciones venían en inglés, en alemán y, en el mejor de los casos, en francés o italiano, que por ahí podías deducir. Me animo a decirte que las primeras publicaciones llegaron en español en la década de 1990. Hasta ese momento venía todo en lenguas foráneas. Por lo tanto, aprendías a desarrollar una cultura de la imagen y a deducir a partir de lo que veías. Eso es lo que generaba la base de la discusión, la lectura de la imagen y de

247

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60