__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 326

9 Isologotipo para Fate. Buenos Aires, 1964-1965. Agencia: Cícero Publicidad. Dirección: Carlos Méndez Mosquera. Isotipo: Lala Méndez Mosquera. Logotipo: Rubén Fontana.

9

presentado en la Exposición Rural Argentina, con el diseño gráfico en escala arquitectónica. Uno de sus últimos trabajos es el diseño de la revista Artinf en 1970. Posteriormente ingresa como administrativa a la Cancillería Argentina. En el primer nodo se evidencia la particularidad de que muchas de las proyectistas trabajan en estudios con sus maridos (o compañeros): son los casos de Colette Boccara y César Jannello, María Luisa y Julio Colmenero, Lala y Carlos Méndez Mosquera, Martha Levisman y Gerardo Clusellas, y Fanny Fingermann y Eduardo Joselevich. Estas “sociedades” ya son conocidas en la historia del diseño en parejas como: Aino y Alvar Aalto, Anni y Josef Albers, Ray y Charles Eames, o Lella y Massimo Vignelli. Hubo casos en que la relación era tan simbiótica que, por ejemplo, María Luisa Colmenero, diseñadora gráfica del CIDI, aceptaba como normal que la llamaran “Julia”. O el caso de Lala Méndez Mosquera que, divorciada –luego de un matrimonio de veintinueve años–, aún conserva el apellido de casada. Dentro de este grupo, Lala Méndez Mosquera es una de las imprescindibles de la época. En la década de 1950 inicia su relación con el diseño gráfico a través de su trabajo en Editorial Abril; en 1954 se incorpora a Cícero Publicidad con Carlos Méndez Mosquera, su esposo, y se gradúa como arquitecta en 1958. Su capital gráfico se concentra en Cícero y Ediciones Infinito desde 1954 y en la revista Summa desde 1963. El arsenal de patrones que reúnen sus trabajos se basa en los principios de síntesis, geometría, valorización del fondo, jerarquización de la información y claridad comunicacional. Los recursos son las tipografías modernas –en general grotescas– y el principio de organización a partir de la estructuración del espacio.

326

10 Publicidad para Six. Buenos Aires, 1963. La autora utiliza la marca como eje compositivo. Agencia: Cícero Publicidad. Dirección de arte y diseño gráfico: Lala Méndez Mosquera.

Son de gran interés tanto las campañas publicitarias como el diseño de marcas y el trabajo editorial para Infinito, pero es la revista Summa la que representa el corpus ideal para el análisis de su trabajo, ya que desde 1963 acompañó a Carlos Méndez Mosquera y, desde el número 5, publicado en 1965, la revista estuvo a su cargo durante trescientos números, hasta 1992. En 1955 se incorporaron a Cícero como dibujantes Sara Torossian, muy joven, y posteriormente, con diferencia de un año, Sonia Aubone. Torossian desarrolló una intensa actividad, y desde 1965 hasta 1969 trabajó en la revista Summa. Ambas dejaron Cícero en 1967 para continuar asociadas en la actividad independiente. Por otro lado, Ángela Vassallo trabajó en 1957 en el departamento de diseño de Agar-Cross –una empresa inglesa dedicada a la venta de maquinaria agrícola–, que estaba a cargo de Juan Carlos Distéfano. “Allí conocí el diseño”, afirma. En 1958 ingresó a De Luca Publicidad y luego, en 1964, viajó a España y trabajó en una agencia durante un año. Regresó a Buenos Aires y en 1969 ingresó a Cícero Publicidad, donde se encontró con Sara Torossian. Continuó un itinerario peculiar hasta convertirse en una referente del diseño de packaging y de la presentación de productos a partir de la década de 1990. Podemos mencionar otros casos como el de Celina (Tetela) Castro, de Stilka; Eva Neuman, de Even Muebles; Celina Arauz de Pirovano, cocreadora del Grupo Charcas en 1963; y Susi Aczel, fundadora de Interieur Forma, junto con Martín Eisler y Arnold Hackel, y la única integrante femenina del Comité Ejecutivo del CIDI, entre 1976 y 1985. En menor medida se cuenta Martha Levisman, aunque muy atenta al trabajo de Gerardo Clusellas, su esposo. En 1968 Margarita Paksa

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60