__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 330

16 Sara Torossian en el estudio de la revista Summa. Buenos Aires, c. 1970. Integra el staff de la publicación desde el primer número. La revista se arma manualmente; la imprenta entrega los textos resueltos en tipos móviles sobre una grilla para incoroporar las imágenes reproducidas con la técnica del grabado. 17 Publicidad para Cita SA. Buenos Aires, 1966. La diseñadora utiliza un patrón gráfico que remite a las estanterías modulares de su cliente. Recibe el apodo de “La Zurich” por su estilo suizo. Agencia: Cícero Publicidad. Diseño gráfico: Sara Torossian.

16

proyectó muebles de acrílico para MAC junto a Osmar Cairola y Josefina Ayerza; con Federico González Frías, produjeron muebles inflables y en fibra de vidrio para Spak. El CADI (Centro de Asesoramiento y Diseño infantil) fue creado por la arquitecta Josefina Rodríguez Bauzá, junto a Liliana Blinder de Tomasov y Oscar N. Lázaro, como centro del juguete, que desarrolló sistemas de juegos con escala y con la versatilidad adecuada, como el Armamil y Megante. Muchos de estos diseños no pasaron a la producción industrial.

por el que ganaron el premio Koppers de Diseño Industrial otorgado por el CIDI en 1964. Realizaron el primer cartel para IKA Renault, que consistía en 100 m2 en Av. del Libertador y Av. General Paz. Al industrializar y comercializar el sistema, se convirtieron en referentes de la señalización institucional. Trabajaron para la casa matriz y sucursales del Banco Ciudad realizadas por el estudio M/P/SG/S/S/V (Manteola, Petchersky, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Sallaberry y Viñoly), y para Mariano Acosta, Olivetti, YPF, entre otros.

Sin embargo, Celina Castro y Reinaldo Leiro lograron con Stilka pasar de la producción manual a la industrial. El especial de interés de Castro puesto en los materiales y en la solución de muebles de uso se ve representado en la línea prêt-à-porter, que se componía de elementos básicos de mobiliario listo para ser utilizado. Uno de los diseños más reconocidos de la empresa es la hamaca Pepa, para la que experimentó con un laminado plástico “apergaminado”. Posteriormente se dedicó a la bioarquitectura y, consecuente con sus intereses, desarrolló una investigación en el área de materiales y sus efectos en el ambiente. Tenía una estrecha amistad con Lala Méndez Mosquera. Falleció en mayo de 2015.

En la división de trabajo, Fingermann desarrolló siempre las plantillas del sistema, determinó la transferencia de las imágenes y, a fines de la década de 1980, radicados en Barcelona por un periodo de dieciséis años, dio forma a proyectos de diseño de identidad corporativa. Fingermann asegura que su interés se centra más en la gráfica americana que en la europea, y entiende el diseño como su oficio, su profesión.

Otra referente clave del período es Fanny Fingermann, que estudió Arte y Arquitectura en la UBA en la década de 1950. Se casó en 1961 con Eduardo Joselevich, con quien tuvo dos hijos en 1962 y 1968. Su primer contacto con el diseño fue en 1964, durante un curso de diseño de comunicación visual dictado en el CIDI por Tomás Maldonado y Tomás Gonda. En Producciones Meta, el estudio de la pareja, diseñaron los muebles MAP (Muebles Armables Prácticos) que se comercializaron a pedido, en 1965, mediante la revista Claudia. En 1963 desarrollaron la idea de un sistema de construcción de imágenes que denominaron Fototrama,

330

En el nodo de las mujeres que trabajaron en instituciones, María Luisa Facorro de Colmenero es otra imprescindible. Cursó en la facultad de Arquitectura de la UBA y entre 1960 y 1962 se radicó en La Rioja con su esposo para dar apoyo a un programa de artesanías locales. En 1967 fue nombrada “diseñadora gráfica” del CIDI –renunció en 1972–, donde desarrolló la imagen integral del Centro: papelería institucional, afiches y todo el sistema de exposiciones, tanto las muestras locales como las que fueron presentadas en Uruguay, Chile, Perú y Bolivia, las que acompañaba para el montaje. Las primeras piezas que proyectó fueron la papelería y la Etiqueta de Buen Diseño. Reconoció en su producción la influencia de la gráfica suiza, de los carteles polacos y japoneses. Su trabajo se identifica por la austeridad de recursos: formato singular de papel, tipografía Helvética, rojo-naranja en la papelería institucional

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60