__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 8

industrial en un mundo en cambio” (1964) de Tomás Maldonado, con curaduría del colectivo Archivo Oral de Arte Latinoamericano conformado por Federico Baeza y Fernanda Pinta. El diseñador Santiago Pozzi ejecutó, en Malba Tienda, una edición limitada de serigrafías de su autoría que condensaban el espíritu de la época tratada. Y, en el cine del museo, se proyectaron el cortometraje Buenos Aires (1958), de David José Kohon, y la película Mosaico (1970), de Néstor Paternostro. De acuerdo con la estructura de las jornadas, el libro está dividido en cuatro módulos: “Ciudad”, “Experimentalismo, psicodelia y pop”, “Formas, materiales e industrias” y “Diseño y narrativa”. Cada uno inicia con un acercamiento contextual y continúa con tres casos que amplían la temática en la voz de sus protagonistas. La ciudad como inspiración, como soporte habitacional, como objeto de estudio y como mapa de tensiones: el primer capítulo irrumpe en ese escenario transitado, vivenciado y narrado, en vías de modernización. Para empezar, la condición semántica de las construcciones como “objeto comunicativo” es desglosada por el arquitecto, escritor y exintegrante del grupo Onda, Rafael Iglesia, que analiza los pabellones y monumentos de la exposición-feria organizada por los 150 años de la Revolución de Mayo, un festejo destinado a mostrar los avances tecnológicos y comerciales alcanzados por el país bajo el ideario desarrollista. Interesado por la experiencia de Olivetti en Argentina y su arquitectura corporativa, el arquitecto Silvio Plotquin describe un proyecto modelo que promovió la cultura y resolvió, con exhaustiva coherencia y los mejores profesionales, desde el diseño de objetos y la identidad gráfica hasta el patrón edilicio para sus sucursales. Por su parte, la diseñadora Fanny Fingermann recuerda su emblemático invento: el sistema de cartelería Fototrama, pionero en el ámbito de la comunicación urbana de carácter industrial y componente ineludible de las calles y las rutas del país, de Latinoamérica, de Europa y de Asia. Finalmente, el escritor y crítico Aníbal Jarkowski enseña las disímiles representaciones del espacio urbano plasmadas en la literatura y la canción popular, a través de una relectura de las obras literarias de Julio Cortázar y Haroldo Conti, los tangos de Horacio Ferrer y Astor Piazzolla y las letras de bandas de un naciente rock nacional como Manal. En el segundo capítulo, el experimentalismo, la psicodelia y el pop sirven de coordenadas inmateriales para sumergirnos en las formas de vida, los circuitos urbanos y las expresiones de vanguardia emergentes en la época.

8

A modo de aproximación, Susana Saulquin indaga desde la sociología los estímulos, fenómenos y factores aglutinantes de una cultura local ligada estrechamente con lo que transcurría en el exterior, en tiempos en los que la rebeldía arremetió contra los cánones tradicionales. Como reflejo de la vigencia internacional del cómic y la reivindicación de la historieta, el afiche y la ilustración periodística y publicitaria, en 1968 se llevaba a cabo la “Primera Bienal Mundial de la Historieta” en el ITDT. El semiólogo Oscar Steimberg profundiza sobre las implicancias de este evento, dirigido por Oscar Masotta y organizado por la Escuela Panamericana de Arte (EPA), la primera institución en impartir la enseñanza del Diseño Gráfico en Buenos Aires. Puesto que no todo era Beatlemanía, Francisco Kröpfl, el compositor, pedagogo e impulsor de la música electrónica en el continente americano, detalla su intervención en las tres instituciones que posibilitaron la investigación y el desarrollo de la música experimental y la tecnología sonora en Argentina: el Estudio de Fonología Musical de la Universidad de Buenos Aires (EFM-UBA), el Laboratorio de Música electrónica del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales (CLAEM) del ITDT y el Laboratorio de Investigación y Producción Musical (LIPM) del Centro Cultural Buenos Aires. A su vez, la periodista Cristina Civale nos lleva de gira por la noche porteña de la época y sus rincones, con los recuerdos de José Lata Liste –uno de los artífices de la legendaria discoteca Mau Mau, por donde pasaron las más notables figuras del jet set– y de Mario Salcedo –dueño del bar de la Galería del Este–. El tercer capítulo indaga sobre la relación que estableció la industria con el arte, el diseño y la publicidad, cuando la fuerza productiva parecía imparable. Novedosos materiales, formas y tecnologías dieron pie a las más heterogéneas creaciones. Autos, lanchas, electrodomésticos, muebles, textiles: todo industria nacional. Fiel difusora del universo pop y de sus pasajes, Felisa Pinto expone la vinculación íntima entre arte, diseño y moda que dominó la atmósfera de la Galería del Este, vidriera comercial y pasarela de los representantes del ITDT. Susi Aczel y Jorge Ciaglia, fundadores de las firmas de mobiliario Interieur Forma y Colección, hablan con la periodista Carolina Muzi sobre sus particularidades, su actuación como licenciatarias de Knoll International y Herman Miller para toda Latinoamérica y la

Profile for MALBA

Ideas materiales: arte y diseño argentino en la década del 60